Carta de Roberta a "Querida Igualdad"

Querida Igualdad:

Antes de comenzar, quiero darte un poco de trasfondo sobre quien soy. Ya que como dijo Benjamín Franklin a la gente usualmente le gusta saber quien escribe para saber si le va a gustar o no, lo que está a punto de leer.

Soy una mujer joven profesional de veintisiete años, que entre una cosa y otra lleva los pasados 10 años entre estudios y trabajos viviendo tiempos en la isla y el “mainland”. Vengo de una familia donde el partido popular es una religión, la política es nuestro deporte favorito y la gordura es una plaga horrorosa (pero uno no hace nada más que llegar a casa de la abuela, hay comida para un ejército y sólo somos 4).

Como podrás entender, salir del closet como estadista en mi núcleo familiar no fue una tarea muy fácil. Mi mamá todavía me mira mal cuando le digo que voy a eventos estadistas, mi abuela casi llora cuando le dije que creía en la estadidad y las dos piensan que esto es una cosa de “llevar la contraria”. Total, si hubiese sido por rebeldía me hubiese hecho una pantalla en la lengua y un tatuaje en el brazo. Habiendo compartido esto, quiero que entiendas por qué todavía te escribo desde el anonimato. Quizás algún día a través de estas cartas te revele mi verdadera identidad, pero por ahora no me interesa pasar por un trámite de desheredación.

Vamos a hablar claro, la mayoría de boricuas aficionados del deporte practican la política como sólo nosotros sabemos hacer las cosas: como tremendos fanáticos. El problema con esto es que vivimos en una cultura donde se nos hace difícil pensar fuera de las líneas partidistas, que quede claro el hecho de que ya no me identifico con el partido popular automáticamente no me hace penepé. Mucha gente no entiende esto, pero hay que empezar a derrumbar esas barreras impuestas por nosotros mismo, si deseamos conseguir lo mejor para nuestra isla.

Mi transición para salir de las sombras del ideal colonialista ha sido una paulatina pero constante, desde el plebiscito pasado comencé a adentrarme en los planteamientos presentados en cuanto al estatus por las diferentes colectividades partidistas y cívicas. Es así como llegue a Igualdad, Futuro Seguro. Desde el principio la organización me llamó la atención, primero porque es una no partidista, segundo porque seamos honestos, quién puede decirle que no a un ideal tan sólido como la -Igualdad.

Es triste sentir que puedo ser perseguida por mi ideal, un ideal al cual llegue por convicción propia. Es triste que no puedo abiertamente decir que soy parte de la mayoría de puertorriqueños, que ya no aguantan más este sistema insostenible que es el ELA.

Así que quiero agradecerte Igualdad, por diseñar a través de este proyecto un espacio donde estadistas fuera de líneas partidistas se sientan seguros de emitir su opinión y relatar sus historias. Sé que esta es la primera de muchas cartas que estaremos intercambiando.

Con mucho amor y esperanzas,

Roberta

Tags:

Featured Posts
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic

Igualdad, Futuro Seguro Inc

PO Box 9853, San Juan, PR 00908

 

1519 Ponce De León, Suite 618,

San Juan, PR 00908

  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

© 2017 by Igualdad, Futuro Seguro. All Rights Reserved.