GUACHAFITA


¡Se acabó la guachafita!

Los Estados Unidos como metrópoli pueden ser benévolos y condescendientes con la colonia o puede ser mezquinos y hasta discriminar en contra de ella pues el Congreso tiene los poderes plenarios para actuar de una u otra forma. En la mayor parte de las ocasiones los Estados Unidos han sido benévolos con Puerto Rico.

A principios del siglo pasado el Tribunal Supremo inventó la categoría de territorio no incorporado que colocó a Puerto Rico en un estatus de limbo que no era ni estado ni territorio. La teoría racista de supremacía blanca que en ese momento imperaba, llevó al TS de los EEUU a tratar a los territorios en forma desigual aún después de en 1917 los puertorriqueños haber adquirido la ciudadanía americana.

En Balzac vs. Porto Rico (1922) el TS declaró que había una segunda clase de ciudadanos americanos que a pesar de haber nacido americanos no podían disfrutar de los mismos derechos constitucionales de los demás ciudadanos por haber nacido en el territorio. Si se mudan a la metrópoli sí podían disfrutar de los mismos derechos.

Ese dictamen discriminatorio aún persiste, como ha quedado evidenciado por la reciente decisión del Tribunal Apelativo del Primer Circuito de Boston respecto a reafirmar la decisión del Juez Francisco Besosa del Tribunal Federal de Puerto Rico sobre la invalidez de la ley de quiebra criolla. Los Jueces Lynch y Howard manifestaron que de acuerdo con los poderes plenarios que le confiere la cláusula territorial de la Constitución al Congreso, este puede decidir cómo responder a la crisis fiscal aún discriminando en contra del territorio. El juez Torruellas a pesar de también reconocer lo anterior, en un voto concurrente emitió su propia opinión respecto a que hubiese preferido que se anularan las enmiendas al capítulo 9 del 1984 que discriminatoriamente excluyeron a PR de dicha ley.

El gobierno de AGP ha puesto el grito en el cielo manifestando que apelará al Tribunal Supremo Federal la decisión negativa. ¡Veremos si echan pa’lante!

El Comisionado Residente Pierluisi radicó el proyecto HR 870 para que se permita a PR ser incluido nuevamente en el Capítulo 9 de la Ley de Quiebras Federal. El proyecto hoy no cuenta con los votos suficientes para ser aprobado a pesar de que a la luz de la decisión del circuito se unieron varias voces para que el Congreso lo considerase, entre ellas la de los candidatos presidenciales Hillary Clinton , Jeb Bush y los congresistas puertorriqueños Serrano y Velazquez. El Congresista republicano por California Darrell Issa en una audiencia del Comité Judicial de la Cámara en mayo pasado señaló una fácil solución: que Puerto Rico se convierta en estado.

Lo que nos trae al asunto del estatus. El ELA colapsó. La colonia no da más. Puerto Rico quebró. La Casa Blanca manifestó que no habrá rescate fiscal pues estaría estableciendo un mal precedente y muchas ciudades y estados entonces querrían que se hiciera lo mismo con ellos.

Ahora bien, la Casa Blanca de Obama hace cuatro años (en su informe del 2011) nos habló bien claro al señalar: que la cuestión del estatus y la economía están estrecha­mente vinculadas…. la identificación de la manera más eficaz de contribuir a la economía de Puerto Rico depende de la resolución de la fundamental cuestión del estatus. En resumen, el bienestar económico a largo plazo de Puerto Rico mejoraría considerablemente con una pronta decisión sobre el asunto del estatus.

Casa Blanca y el Congreso nos han dado fondos para un plebiscito que contenga opciones constitucionalmente validas, de acuerdo a las leyes, a la política pública nacional y que resuelva la situación del estatus. Pero el PPD que controla la legislatura no se pone de acuerdo en cuanto a cuál es el ELA que quieren para ir a un plebiscito. Además le temen al voto castigo. Algunos populares capitaneados por la independentista / chavista Yulin exhortan a la solución del estatus pero por medio de una asamblea de estatus.

Así las cosas no esperemos el inicio de un proceso de solución al estatus en lo que queda del presente cuatrienio. La única opción que tiene el pueblo para salir del actual estatus colonial y del horrible hoyo negro fiscal del que es causante principal, es votando por el PNP en las próximas elecciones para que de inmediato se convoque a un plebiscito -hay varias opciones- en el que de la estadidad resultar triunfadora, nos movamos adelante en esa dirección.

No podemos seguir dándole vueltas a la noria porque Puerto Rico rápidamente se nos hace inviable. ¡Ya se acabó la guachafita!

© DERECHOS RESRVADOS

Featured Posts
Recent Posts