DESASTRE


Crónica de un desastre anticipado.

El pasado jueves 10 de julio se anunció que el Gobernador Garcia Padilla saldría de viaje al día siguiente y que la primera parte de dicho viaje seria costeada de su propio peculio pues era de índole personal. El lunes y martes siguientes estaría en Washington D.C. en gestiones oficiales. En ningún momento la Fortaleza ofreció información sobre las gestiones de índole personal ni respecto a las gestiones oficiales que llevaría a cabo en la capital federal, sólo se informó que sostendría reuniones con funcionarios federales sobre la situación fiscal de Puerto Rico.

Uno de los periódicos digitales informó que el viaje a Boston durante el fin de semana seria para “saciar su sed de fanático por el equipo de pelota Red Sox.” O sea que era para asistir a los juegos de pelota.

Mientras el gobernador estaba disfrutando de sus juegos de pelota, su equipo de economía y finanzas se preparaba para asistir a Nueva York a reunirse con bonistas -personas que nos prestan dinero para hacer obra- para lo que debió haber sido la reunión más importante de la década en cuanto al futuro de la isla se refiere. En lugar de permanecer el fin de semana con su equipo coordinando los preparativos para la reunión, dirigiendo los trabajos, afinando detalles y finalmente acompañándolos, prefirió irse a ver sus juegos de pelota. ¡Jamás Puerto Rico había visto comportamiento tan inmaduro e irresponsable por parte de un gobernador! Si Fortuño hubiese hecho algo así la prensa izquierdosa lo hubiese masacrado.

El pasado lunes mientras AGP estaba sabe Dios donde… su equipo de trabajo se reunió por espacio de una hora con los bonistas. La reunión fue un verdadero desastre. Una total pérdida de tiempo, según el consenso de las opiniones de los bonistas, de los economistas serios y de todos los que seguimos de cerca los acontecimientos. Lo que se pretendía que fuera una reunión que le presentara a los bonistas un detallado plan para confrontar la crisis económica y fiscal así como para garantizarles que el gobierno de Puerto Rico cumpliría con sus deudas, se convirtió en una charada.

En la reunión se les hizo una presentación del informe de la doctora Ann Krueger que desde hacía más de una semana ya los bonistas conocían en detalle, además se procedió a contestar las preguntas que estos tenían y que habían sido sometidas por escrito de antemano. Resultó que no había el tal plan y solamente hubo un compromiso para tenerlo listo y presentarlo para fines de agosto próximo. Pero el supuesto plan en su día debe pasar el cedazo de la legislatura. ¿Qué bonista y/o ciudadano informado puede tener alguna esperanza de que lo que de allí salga no sea un monstruo que no satisfaga a nadie? ¡Ahí está la experiencia con la crudita, el IVA, etcétera!

La reunión del pasado lunes fue una vergüenza y crónica de un desastre anticipado que nos dejó otra vez pintados ante la comunidad financiera y el mundo en general como incapaces de hacer lo que hay que hacer y mucho menos de hacerlo bien hecho. ¿Pero qué se podía esperar de un equipo fiscal que cada vez que habla, actúa y viaja a NY a negociar, nos degradan el crédito a los niveles más bajos de la chatarra?

La realidad es que, independientemente de que el equipo fiscal de la actual administración ni su líder sirven y que la experiencia profesional de la doctora Krueger es con ayudar a solventar la deuda de países soberanos /independientes, mucho de lo que ella propone en su informe es imprescindible y urgente implantar para movernos hacia adelante, pero sabemos que no hay la voluntad política para ello. Lo más importante para resolver los problemas que nos agobian y amenazan con hacernos inviable como pueblo, el informe lo soslayó. Parafraseando parcialmente a Clinton… es el estatus estúpido, es el estatus. El informe Krueger no considera el problema fundamental del asunto del estatus. Mientras este no se resuelva, se imposibilita solucionar la crisis fiscal que nos agobia. Llegó el momento de decidir entre la estadidad o la independencia porque ya el ELA no da más. No es el jockey y sus acólitos -que podemos estipular que no sirven- es el caballo que está moribundo. Esto no pare más. Pongamos la isla en ruta hacia la estadidad y se eliminará la incertidumbre que impide la inversión y el desarrollo económico.

©Derechos Reservados

Featured Posts
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic

Igualdad, Futuro Seguro Inc

PO Box 9853, San Juan, PR 00908

 

1519 Ponce De León, Suite 618,

San Juan, PR 00908

  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

© 2017 by Igualdad, Futuro Seguro. All Rights Reserved.