La Hipótesis


Perversa estrategia

Desde algún tiempo he postulado en distintos medios la hipótesis de que existe en sectores de esta administración, particularmente entre antiamericanos, populares - soberanistas y admiradores del Castrismo, una perversa estrategia para llevar a Puerto Rico a la quiebra como manera de intentar detener la estadidad.

Esta estrategia ha ganado terreno en el PPD y hoy aparenta ser política pública de la actual administración. No es de extrañar, pues con el pasar del tiempo se ha evidenciado el colapso del ELA, la quiebra de su modelo económico así como el gran avance de la estadidad y la percepción de esta como la solución óptima para nuestros problemas. Así las cosas, la desesperación se ha apoderado del PPD y sus cuadros directivos quienes al ver desvanecerse un estatus y modelo económico que le ha permitido a una elite disfrutar de grandes privilegios y beneficios, ha llevado a los populares a elaborar está malsana estrategia como un desesperado y último recurso por aferrarse al poder.

Luego de más de treinta meses de AGP iniciar su mandato, desoyendo las advertencias de las casas acreditadoras que le indicaron que debía continuar las sanas políticas fiscales y económicas de la administración Fortuño, este las desafió con el notorio “me vale” y estableció políticas económicas y fiscales contrarias a todo lo recomendado llevando la isla a perder la totalidad de su crédito y mover el Índice de Actividad Económica a una constante caída libre negativa.

Entrevistado por el New York Times el 28 de junio AGP declaró que la deuda de Puerto Rico era impagable … que estamos en quiebra. Pautó para el día siguiente una reunión con todo el liderato político local para presentar el informe preparado por Ann Krueger en el que se señaló la crítica situación fiscal de Puerto Rico y las fuertes medidas recomendadas para conjurarla. A esta reunión pautada y convocada por él mismo, se ausentó.

Esa noche se dirigió al pueblo con un decepcionante mensaje que evidenció la ausencia total de un plan para confrontar efectivamente la crítica situación. Informó que buscaría lograr una moratoria con los bonistas para posponer los pagos de las deudas. Anunció que creaba dos grupos de trabajo. Uno para la Recuperación Económica compuesto por los mismos responsables de la crisis y una Junta Fiscal para garantizar continuidad y cumplimiento con los compromisos asumidos durante el proceso de reestructuración.

Luego de estas torpes acciones y declaraciones, las acciones de los bancos cayeron entre 10.4% y 13.06%. Standard & Poor’s , Fitch y Moodys degradaron a los niveles más bajos de chatarra la deuda pública de Puerto Rico.

El siguiente fin de semana, en medio de estar su equipo de economía y finanzas preparándose para asistir a NY a reunirse con bonistas -para lo que debió haber sido la reunión más importante de la década en cuanto al futuro de la isla se refiere- AGP se fue para Boston a ver los juegos de pelota de los Boston Red Sox.

El lunes siguiente (13 de julio) su equipo de trabajo se reunió por espacio de una hora con más de trecientos bonistas. La reunión fue una total pérdida de tiempo, según el consenso de los que asistieron a la misma. Lo que se pretendía que fuera una reunión que le presentara a los bonistas un detallado plan para confrontar la crisis económica y fiscal así como para garantizarles que el gobierno cumpliría con sus deudas, se convirtió en una charada que evidencio que no había tal plan y solamente un “compromiso” para tenerlo listo para fines de agosto próximo.

El 15 de julio el BGF de su administración- en lo que constituye el primer impago en nuestra historia- dejó de pagar $94 millones a la Corporación para el Financiamiento Público. Su Presidenta Melba Acosta culpó a la legislatura por no haber incluido esa partida en el nuevo presupuesto señalando que lo que se había aprobado era un Fondo para el Desarrollo Económico y Pago de Deuda que para utilizarlo habría que radicar una resolución cuando comenzara la sesión legislativa el 16 de agosto.

Este impago ocurrió a pesar de que había dinero para evitarlo. La explicación oficialista fue que las prioridades eran usar el dinero para prestar servicios en lugar de pagar las deudas.

¿Será posible concluir que todo este caos sea debido a ineptitud e incapacidad? No lo creo. Estipulado está que el gobernador es inmaduro y con pocas luces, pero no todos los que están a su alrededor y su gabinete son iguales. Entonces la explicación es que se trata de una perversa estrategia.

©Derechos Reservados

Featured Posts
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic

Igualdad, Futuro Seguro Inc

PO Box 9853, San Juan, PR 00908

 

1519 Ponce De León, Suite 618,

San Juan, PR 00908

  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

© 2017 by Igualdad, Futuro Seguro. All Rights Reserved.